, Escuelas Fotografía, Estudio

Trucos para efectos especiales en bodegones 1

Los efectos que se suelen crear en los platós de bodegones tienen por objeto plasmar
una bonita ficción que, cabalgando entre lo real y lo irreal, dé como resultado fotos
capaces de trasmitir un mensaje tan locuaz como la frase o el mensaje hablado; es el
“cómeme” que algunos publicitarios sugieren al receptor de la obra, despertando un
insaciable apetito visual. Obviamente los artículos a fotografiar no son ficticios, sino
que dichos elementos están sujetos a la manipulación del fotógrafo que, gracias a su
habilidad, logrará obtener texturas y detalles en elementos y objetos poco estables
que apenas muestran sus cualidades durante los pocos minutos necesarios para tener a
punto todos los elementos que integran la fotografía.
Si se trata de realizar una foto cuyo único tema sea, por ejemplo, un helado, probablemente
se tendrá tiempo suficiente para, una vez calculado todo el proceso fotográfico, colocar
el helado y disparar la cámara sin que se deteriore este artículo. Pero si el bodegón es más
complicado y muchos alimentos que controlar (unos fríos, otros calientes, otros más o menos
voluminosos), cuando llegue el momento de disparar la cámara, la sopa se habrá enfriado, el
helado se presentará derretido y sin textura, etc; por consiguiente, no hay más remedio que
emplear elementos que ópticamente se confundan con alimentos comunes.
A continuación citaremos trucos que pueden intervenir para lograr efectos que se
presentan a sustituir o embellecer los trabajos.
Ácido tartárico
BodegonesBodegones
En los efectos en que el factor preponderante son las burbujas de efervescencia se ha
de recurrir al truco originado por el bicarbonato sódico y el ácido tartárico y en su
defecto se puede sustituir el ácido tartárico por ácido cítrico (zumo de limón).
Barniz acrílico
BodegonesBodegones
En la actualidad los bodegones de frutas suelen realizarse con piezas de tamaño corriente
no excepcionales para evitar un resultado en exceso ficticio. Ahora bien, si se desea
operar con frutas más decorativas que naturales, se puede introducirlas en barniz acrílico
de secado rápido o barnizar la fruta sumergiéndola en un baño acaramelado compuesto de
azúcar caliente con un poco de agua y dejándola enfriar. Añadiendo colorantes al barniz
surgen efectos espectaculares.
Glicerina
BodegonesBodegones
La glicerina es una sustancia oleosa, incolora y de gran densidad. Este producto, por
sus características peculiares, imita a la perfección las gotas de rocío sobre el reino
vegetal (verduras y plantas) ofreciendo a la cámara unas gotas perladas muy estables
sin problemas de evaporación.Se puede utilizar este producto rociando con un atomizador
mezclado con agua o bien depositando gota a gota con la ayuda de un pincel o cuentagotas.
La glicerina también es útil para imitar la humedad que se da en vasos con bebidas fías.
Para ello, aun cuando la bebida esté a temperatura ambiente, se rocía el recipiente creándose
sensación de frío. Este aceite también se puede utilizar sobrealimentos fritos consiguiendo
el efecto de producto recién frito.
Hielo seco
BodegonesBodegones
Si se vierten trozos de hielo seco sobre líquidos que aún conservan algo de calor, se
obtendrá un vapor similar al que estos mismos tendrían recién sacados del fuego. Café,
infusiones, sopas, guisos, etc., tendrán aspecto de recién hechos con este procedimiento,
pudiéndose disponer toda la decoración del bodegón sin necesidad de colocar con urgencia
estos alimentos en el último momento.
Quedan todavía más trucos que presentar, la semana que viene los veremos.

Close

Visítanos

¿Quieres conocer nuestro estudio antes de reservar una sesión? Escríbenos y quedaremos contigo para enseñártelo.